4-riesgos-tienes-que-tomar-para-encontrar-tu-coraje
4-riesgos-tienes-que-tomar-para-encontrar-tu-coraje

Pide a una persona afortunada que te digan la llave de su éxito, la mayoría te diría que tomar riesgos, aprender de proyectos fracasados y no revolcarse.

Si sólo fuera tan fácil.

Investigaciones demuestran que mermamos nuestras capacidades sobrestimando los riesgos, concentrándonos en lo que nos podríamos equivocar sobre lo que podría salir bien. Para ayudarte a encontrar tu coraje en el trabajo y en la vida, aquí están cuatro riesgos que abrirán la puerta al logro de más de lo que quieres.

1. Confrontación del riesgo: Ser valiente.

Las conversaciones más importantes a menudo son las más incómodas. Es por eso qué muy a menudo las evitamos. Pero cuando te arriesgas a hablar sobre las cuestiones que te sobrecargan, no sólo te ahorras angustia innecesaria, también ganas la confianza. A la gente no siempre le podría gustar lo que tienes que decir, pero siempre respetarán tu coraje por decirlo.

2. Errores del riesgo: No tener incertidumbre.

Seguro durante tu trabajo buscas asegurarte que no se cometan errores, pero ser cuidadoso sin dejarle toda la atención al miedo de cometer un error puede hacerte sentir mucho mejor. Mira el cuadro grande y pregúntate si evitando algún error realmente no estás haciendo tú mismo un perjuicio antes de que este suceda.

3. Riesgo al cambio

Es muy común que las personas le tengan cierto temor al cambio.  A veces la cosa más valiente que podemos hacer en un llamado al cambio, lo que nos permite tener lecciones de vida y estar en constante aprendizaje. El cambio no es fácil pero es lo único seguro para el desarrollo de la personalidad.

4. Rechazo del riesgo: Pregunta lo que realmente quieres.

Como seres sociales, nos alambramos para querer pertenecer, pero sólo cuando te arriesgas al rechazo puedes tener la posibilidad de conseguir lo que realmente quieres. La experiencia me ha enseñado que aunque el coraje no garantice el éxito, siempre precede a ello.

Dejar respuesta